11-12 de mayo de 1996, Lacey, Kent y White Center

Antes de todo, a todas las mamás...

Hace unos años reportaron por televisión sobre un caso extremo de portarse mal de un niño de ocho años. En cualquier moemento el niño gritaba, lloraba y pegaba a otros niños. Sus papás temía que iba a destruir su voz con tanto gritar. Fueron a los expertos, médicos, sicólogos, etc. y después de una conferencias hicieron un plan de tratamiento. Iba a ser un proceso largo y costoso. Pero antes de empezar hablaron con su profesora. Resulta que el niño siempre se portó bien en su clase, sin gritar, ni pegar ni llorar. Los papás muy sorprendidos, le preguntaron como lo había hecho. La profesora les dijo que le pidió dejar de gritar--y lo obedeció.

A veces los problemas más complicados tienen una solución sencilla. Así nos dice San Pedro, Adorar a Jesucristo interiormente. O otra traducción, ten reverencia por Jesus en tu corazon. Esta reverencia implica escuchar a Jesús activamente. Si tenemos esta actitud interior de reverencia nuestra vida irá bien, y la mayoría de nuestros problemas se solucionarán, o mejor dicho Jesús los resolverá.

Reverencia por Jesús influirá todas nuestras relaciones. Si escuchamos a Jesús, escucharemos el corazón de nuestro hermano, como la profesora sabía oir el corazón de este niño mal portado. Lo calmó con un sencillo acto de reverencia.

Es lo que todos queremos, que alguien nos escuché activamente. No escuchando pero pensando, ¿Como voy a responder yo? Como hacer una buena impresión. Mi hermano mayor sabe escuchar activamente. Muestra interés y pregunta a la otra persona porque realmente quiere saber que está pasando en su vida. Todo el mundo le cuenta a el sus secretos más intimos, a pesar del hecho que el no puede guardar un secreto. Seguimos contando cosas a el porque sabe escuchar activamente y es lo que todos más deseamos. Escuchar activamente puede transformar la otra persona

Podemos preguntarnos hoy. ¿Qué voy a hacer por mi mamá para el dia de la madre? Flor, chocolate, dinero? Cosas buenas, pero que el hijo escuche sus consejos. Honestidad, trabajo, disciplina. Nueve mese... respetar nuestro cuerpo. no abusar drogas, alcohol, sexo.

Motivo en el evangelio por respetar nuestro cuerpo-- y lo de la otra persona. jesus--voy al padre, pero no los abandonaré, no los dejaré huerfanos... Espiritu Santo. Templo de el.

Si el Espiritu Santo habita en nosotros y por eso somos hijos del padre, vamos a tener reverencia por Jesus. Guardar sus mandamientos.

Presente en la Iglesia--imposiciónn de las manos....