Pero Yo Les Digo

(Homilia Para el Sexto Domingo Ordinario, Ciclo A)

Tema básico: "Pero yo les digo..." En esta frase atrevida, vemos la autoridad de Jesus - su exousia. Viene no solamente para darnos ensenanzas esencials; viene para darnos a si mismo.

El domingo pasado hable de la diferencia entre dos palabras griegas para "bueno." Para explicar el evangelio de hoy, voy a referir a otra palabra griega. Al hacerlo me siento un poco como el chofer del profesor. En su carro habia llevado un profesor por todo el pais y cada vez se sento en el auditorio. Un dia el chofer dijo, "Profesor, he escuchado a su ponencia docenas de veces. La puedo dar de memoria." Entonces, la proxima tarde el profesor se puso el uniforme del chofer y se sento en el auditorio. El chofer dio la ponencia perfectamente, palabra por palabra.

Al terminar, un hombre le pregunto, "Profesor, usted dijo que H2O2 mas Na4K3 es igual a E sobre MC al cuadrado. Como es posible?"

El chofer penso por un momento y replico, "Es una pregunta tonta. De hecho, es la pregunta mas tonta que he escuchado. Y para mostrar cuan tonta es, voy pedir que ese chofer la conteste."

Como les digo, voy a referir a una palabra griega, pero no me pregunten muchas cosas despues. Me habria gustado haber estudiado griego con mas atencion. Como el Nuevo Testametno fue escrito en aquel idioma, vale la pena saber algo de griego.

Quisiera enfocar este domingo en la palabra griega exousia. Es una palabra dificil de traducir. Se puede traducir como "autoridad," "poder," "dominio," y "capacidad." William Barclay define exousia como "el poder para anadir y el poder para quitar a voluntad." El versiculo final del Sermon del Monte dice que Jesus ensenaba con autoridad - exousia - no como los fariseos.

Vemos la autoridad de Jesus, su exousia, en el evangelio de hoy, que es una parte del Sermon del Monte. Cuatro veces Jesus cita un versiculo de la Biblia Hebrea, lo que llamamos el Antiguo Testamento. Despues de citar el versiculo, Jesus dice, "Pero yo les digo..." Esta asumiendo una autoridad extraordinaria.

En su libro Jesus de Nazaret, el Papa Benedicto enfoca en las palabras de Jesus, "Pero yo les digo..." Para mostrar cuan radical que son las palabras, el papa cita un estudioso judio, el Rabi Jacob Neusner. En cuanto a su ensenanza sobre la ley, el Rabi Neusner pregunta, "Que no incluyo Jesus?" Responde, "Nada." Despues el pregunta, "Que anadio Jesus?" El Rabi responde, "El mismo."

Jesus no vino para dar una nueva ley. Vino para darse a si mismo a nosotros.

Se puede encontrar la ley moral en muchos lugares: Socrates, Moises, Buda, Lao Su, y las tradiciones de Egipto, Noruega y los nativos americanos. Todos ensenan no mentir, no matar, no cometer adulterio o deshonrar al padre o la madre. En ese sentido se puede decir que todas las religiones son iguales. Todos sabemos esa ley porque Dios la ha escrito en el corazon humano (Rom 2:15). Jesus aplica la ley a la seriedad de guardar colera o lujuria, buscar el divorcio o tomar un juramiento no necesario. Al decir a sus seguidores evitar deseos vanos y enfocarse en hoy y no preocuparse sobre manana, Jesus es muy semejante al Buda.

El Buda trato de ensenar un camino a la paz. Igualmente Jesus muestra un camino, pero algo mucho mas importante: El es el camino. Jesus se da a si mismo. No puede ser otro: Jesus es la Segunda Persona de la Trinidad, engendrado eternamente del Padre. Como decimos en el Credo, es Dios de Dios, Luz de Luz, Dios Verdadero de Dios Verdadero. Como tal, es el camino al Padre.

Al decir esto sobre Jesus no es una ofensa a Moises, Buda, Lao o aun Mohamed. Ninguno de estos maetros dijo ser el mismo el camino. Mostraron un camino, pero no eran el camino. Como Jesus, dieron buenas ensenanzas. Pero Jesus vino para dar mas que doctrinas. Vino para darse a si mismo.

Como cristianos, creemos que es solamente por aceptar a Jesus que podemos vivir sus ensenanzas. Me acuerdo cuando Jimmy Carter era candidato para presidente. En una entrevista, confeso que al pesar de jamas ser infiel a su senora, admitio, "Yo he cometido el adulterio en mi corazon." Despues, alguien le presento su senora y dijo, "Es mi esposa, Senor Carte, pero por desear a ella en tu corazon." Carter miro a la senora ya con sus años y arrugas y dijo, "no puedo evitarlo."

Pues, nos sonreimos porque podemos identificarnos con Jimmy Carter. Las ensenanzas de Jesus son dificilies, pero verdaderas. Hay algo en la autoridad de Jesus, su exousia que nos dice que si vivimos sus ensenanzas encontraremos paz interior - y que nuestro mundo seria mejor. Al mismo tiempo, nos caimos diariamente. No podemos vivir las ensenanzas de Jesus por nuestro propio poder. Necesitamos a Jesus.

Para resumir: Jesus cita la Biblia y anade, "Pero yo les digo..." En esta frase atrevida, vemos la autoridad de Jesus - su exousia. Viene no solamente para darnos ensenanzas esencials; viene para darnos a si mismo.

************

English Version

De los archivos: Homilia para Sexto Domingo, Ciclo A,

2014: Hacia una Sintesis - Parte 2
2011: Pero Yo Les Digo
1999: Adulterio, Mentiras y Juicio

Otras Homilias

Archivos Audio de Homilias
Espanol e Ingles (MP3)

Renovacion de Votos para Domingo Mundial de Matrimonio

Album de Santa Maria del valle

(febrero de 2011)

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de la Parroquia

Centro Mary Bloom - MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home