Quizas Si, Quizas No

(Homilia para Cuarto Domingo, A)

Tema Básico: Jesus no dice que debemos aceptar pasivamente las desgracias, sino nos dice que jamas seremos felices si no podemos encontrar la paz ante tales pruebas.

Una vez un profesor de la universidad abrio su corazon a sus alumnos. Les dijo que cuando era un joven, su mayor sueno era de obtener un doctorado. Contemplaba el dia cuando no seria solamente Mark Muesse, sino el Dr. Mark Muesse. Cuando el dia llego, su familia y amigos tuvieron una gran celebracion. Pero el Dr. Muesse dijo que se sintio extranamente vacio. La realidad no igualo al sueno.

Asi son nuestras vidas. Podemos imaginar que ciertas cosas no harian felices: buena salud, seguridad financiera y una vida larga para nuestros seres queridos. Pero Jesus nos dice algo diferente. No que esas cosas son malas, sino que jamas seremos felices si no podemos encontrar la felicidad en medio de tales pruebas. Nuestro problema es que no podemos ver nuestras vidas desde el principio hasta el fin. La buena fortuna puede volver amarga y lo que al principio parece la mala suerte puede llegar a ser una bendicion. Un cuento famoso muestra esta paradoja:

Hace muchos annos un hombre que recibio un caballo magnifico. Todos los vecinos vinieron para felicitarlo. Le dijeron, "Usted es el hombre mas afortunado de nuestro pueblo." El respondio, "Quizas si, quizas no." Despues de unos dias el caballo se escapo. Los vecinos vinieron para consolarlo. "Que mala suerte," le dijeron. El hombre respondio, "Quizas si, quizas no." La semana siguiente el caballo regreso con siete caballos salvages siguiendolo. Los vecinos le felicitaron por su buena suerte. El hombre respondio, "Quizas si, quizas no." Cuando su hijo trato de entrenar un caballo salvaje, se cayo y se rompio la pierna. Los vecinos comentaron sobre su mala suerte. El hombre respondio, "Quizas si, quizas no." Entonces un ejercito entro el pueblo y llevaron a todos los jovenes para ser soldados. Pero dejaron el hijo a causa de la pierna quebrantada. Desde luego los vecinos le dijeron que era muy afortunado. El hombre respondio, "Quizas si, quizas no."

En las bienaventuranzas Jesus menciona todas las desgracias que pueden caer sobre una persona: la bancarotta y deudas, perdida de seres queridos, hambre y abstinencia, desastres politicos, malentendidos, acusaciones falsas y, peor de todo, la burla de amigos anteriores. Jesus no dice que debemos aceptar pasivamente esas condiciones, sino no dice que jamas seremos felices si no podemos encontrar paz ante tales pruebas.

Dichosos los pobres de espiritu,
porque de ellos es el Reino de los cielos.
Dichosos los que lloran,
porque seran consolados.
Dichosos seran ustedes cuando los injurien, los persigan
y digan cosas falsas de ustedes por causa mia.
Alegrense y salten de contento,
porque su premio sera gande en los cielos.

**********

Note: If your computer brings up this page with weird characters (e.g. báásico instead of basico with accent over the "a") please go to "View," scroll down to "Encoding" and change from "Western European" to "Unicode" (or vica versa). One of the encoding languages should bring up the correct Spanish text.

De los Archivos (Cuarto Domingo Ordinario, Año A):

2011: Las Cuatro Hijas de Dios
2008: Quizas Si, Quizas No
2005: Dicho Pagano vs. Cristiano
2002: Como Lograr Felicidad

Otras Homilias

Boletin

Avisos

Curso de Planificación Natural de la Familia (10 de febrero)

Orario Para Confesiones Cuaresmales

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Santa Maria del valle


Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home