El Rapto

(Homilia Para el Domingo Treintaidos - Cyclo A)

Tema básico: Cuando suena el tropeta, Los "dejados atras," es decir los que queden vivos, no tendremos ventaja sobre los que murieron. Seremos "raptos," arrebatados y transformados. En aquel momento, lo que importa es que nuestras lamparas sean llenas y encendidadas. Por oracione y los sacramentos, tendremos nuestras lamparas llenas cuando el Senor venga.

La segunda lectura de hoy contiene una referencia a un evento llamado "el rapto." De hecho es la unica referencia biblica a un rapto en relacion a la Segunda Venida de Jesus. Por eso, merece una mirada mas cuidadosa. Aqui es lo que dice San Pablo:

Cuando suenen los trompetas, habra dos grupos de cristianos, "los que ya murieron" y "los que quedemos vivos." San Pablo aclara que los que vivan no tendran ventaja sobre los que han fallecido. Jesus resucitara a los muertos y luego los que dejados atras - es decir, los cristianos vivos - seremos arrebatados en el aire. Entonces bueno ser "dejados atras." Encontraremos a Cristo que nos transformara - junto con los cuerpos de los que estan dormido bajo la tierra.

Eso es todo. San Pablo no refiere a un tiempo intermediario. Cuando Jesus venga, cerrara la cortina en la historia humana - y el cuento verdadero empezara. Como dice C.S. Lewis en las Cronicas de Narnia - "cada capitulo sera mas bello que el anterior."

Lo expresamos asi en el Credo: "De nuevo vendra con gloria para juzgar a vivos y muertos y su reino no tendra fin."

Tengo que admitir que me gustaria estar vivo cuando el Senor vuelva. Seria lindo ser arrebatado con todos los santos. Seria bello no tener que morir, sino ser "rapto." Sospecho, sin embargo, que mi camino sera como mis papas - y millones de otros cristianos que han muerto.

Lo que importa, dice San Pablo, no es si estamos dormidos or vivos cuando Jesus venga. Lo que importa es si estamos con Jesus. Esto es el tema del evangelio. Cuando el Senor venga, nuestras lamparas seran llenas or vacias.

Un teologo llamado Simeon tenia una perspectiva interesante sobre este evangelio. Dijo que el aceite significa fuego. Si la lampara esta vacia, no podemos tener el fuego de Cristo en nuestros corazones. Simeon escribio en el siglo once - un tiempo cuando muchos cristianos se habian enfriados. No tenian el fuego de Cristo dentro de ellos.

Aqui en Santa Maria del Valle vamos a hacer algo para prender el fuego en nuestros corazones. Quizas han escuchado que el Padre Robert Barron ha hecho una de videos con el titulo "Catholicism." Lo voy a mostrar en nuestras sesiones de "RICA" (Rito de Iniciacion Cristiana de Adultos). Invitare toda la parroquia.

En la misa pedimos por el fuego de Jesus. Antes de comulgar decimos, "Senor, no soy digno que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastara para sanarme." Jesus tiene que sanarnos, limpiarnos para recibirlo. El mismo es el aceite. Queremos a Jesus, su fuego, en nuestro corazon. Yo no puede dartelo. Es por eso que las jovenes sabias dijeron, "no," a las descuidadas. Hay que ir personalmente a Cristo. Tienes que conocerlo y el tiene que conocerte a ti.

Como dijo San Alfonso Liguori, "Los que recen seguramente son salvados. Los que no recen seguramente son perdidos." Nuestras lamparas tienen que ser llenas cuando el Senor venga.

Entonces, hemos visto este domingo: Cuando suena el tropeta, Los "dejados atras," es decir los que queden vivos, no tendremos ventaja sobre los que murieron. Seremos "raptos," arrebatados y transformados. En aquel momento, lo que importa es que nuestras lamparas sean llenas y encendidadas. Por oracione y los sacramentos, tendremos nuestras lamparas llenas cuando el Senor venga. Amen.

**********

Intercesiones Generales para el Trigésimo segundo Domingo del Año, Ciclo A (de Sacerdotes Para la Vida)

English Version

De los Archivos (Homilias Para Domingo Treintaidos, Año A):

2005: Porque Ellas No Compartieron
2002: ¿La Salvación Está Garantizada?

Otras Homilias

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Santa Maria del Valle


Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home