Que Quita el Pecado

(Homilia para el Segundo Domingo Ordinario, Ciclo A)

Tema básico: Si negamos el pecado, no tenemos lugar para Jesus, pero si honestamente reconocemos el pecado, nos abrimos a Jesus.

Hace una semana oimos del bautismo de Jesus por Juan. Hoy escuchamos la reaccion de Juan a Jesus. Dice, "Este es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo." Jesus quita los pecados. Si podemos decirlo asi, es su descripcion de trabaja: remover el pecado.

Antes de venirnos a Jesus, hay que reconocer el pecado. Podemos ser dificil. Tenemos la tendencia de negar el pecado. Es casi una respuesta reflexiva decir cosas como: "Yo no lo hice...No era culpa mia...No era tan mal...todo el mundo lo hace."

Cuando salieron las primeras computadores, alguien hizo un programa que cuando algo fue mal, una voz salio para decir, "No es culpa mia." Muchas personas tienen esa actitud para pecar: "No es culpa mia. Asi he sido programado." Queremos negar la responsabilidad y asi escaparnos de la culpabilidad.

El deseo de negar el pecado es antiguo. Se acuerda cuando nuestro padre, Adan, comio el fruto prohibido? Cuando Dios lo enfrento, que hizo? Echo la culpa a la mujer. Nuestra madre, Eva, no era mucho mejor. Ella echo la culpa a la serpiente. El diablo me causo hacerlo.

Una reina leyendaria llamada Semiramis descubrio una manera interesante de negar el pecado. Vivia una vida muy inmoral y para justificarse, legalizo todas formas de perversion. Ella tenia la idea que si fuera legal, estaba bien.

Como la Reina Semiramis, hay un movimiento en nuestro para para hacer unos estilos inmorales de vida iguales al matrimonio. Lo menciono no para debatir, sino como un ejemplo de cuan lejos iremos para negar el pecado.

Todos queremos evitar la culpabilidad - pero al final no funciona. J. Budziszewski (un profesor de filosofia) ha escrito un libro con el titulo The Revenge of Conscience - la Venganza de la Conciencia. Muestra que no importa cuanto tratamos de negar el pecado, la conciencia tiene su forma de imponerse. Negar el pecado - a pesar de ser una respuesta reflexiva - no funciona.

Si negar el pecado no funciona, entonces que funciona. Pues, en vez una respuesta reflexiva, se puede reflexionar. Es decir, examinar diaramente la propia vida - aceptar la responsabilidad por las cosas que no puedo cambiar.

Socrates dijo, "Una vida no examinada no merece la pena ser vivida." Un perro no examina su vida, pero un ser humano puede hacerlo. Podemos pensar y hacer cambios verdaderos.

Todos tenemos ciertas tendencias de nuestra heredad y ambiento - pero esas cosas no nos definan. Puedo tener un mal genio, pero eso significa que tengo que explosionarme? No, tu y yo podemos escoger. Tenemos una responsabilidad, una mayordomia, que nos hace diferentes que las otras criaturas de este planeta.

En su libro, Rediscover Catholicism, Matthew Kelly habla del "viaje hacia la mejor version de usted mismo." El punto de partida, desde luego, es reconocer que la version actual tiene defectos - pecados que hay que enfrentar. Matthew Kelly lo expresa asi:

"Soy pecador y necesito ser salvado. Necesito ser salvado de mi mismo y de mis pecados. Hay muchas personas que me aman - papas, hermanos, amistades, colegas y vecinos - pero ellos no puedan salvarme. Necesito un salvador. Es darse cuenta de esto que cambia la vida. Eso es lo que me hace elegible para ser miembro de la Iglesia Catolica. Jesus no vino para los sanos; vino para los enfermos, y establecio la Iglesia para continuar su obra. (Ver Mc 2:17)."

Si negamos el pecado, no tenemos lugar para Jesus, pero si honestamente reconocemos el pecado, nos abrimos a Jesus. "Este es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo." Amen.

************

English Version

De los Archivos:

Segundo Domingo Ordinario, Año A, 2008: Por Que Tiene Valor la Vida Humana?
2005: Un Secreto Doloroso
2002: Acepto La Culpa

Otras Homilias

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Santa Maria del valle


Peregrinacion de Seattle a Roma, 7-13 Junio, 2010 Año del Sacerdote

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home