Nueva Revolucion Copernicana

(Homilia Para el Domingo Veintiocho - Ciclo C)

Tema básico: Las lecturas biblicas nos llaman a una nueva revolucion copernicana: reconocer a Dios como centro y fuente de nuestra existencia.

Las lecturas biblicas nos llaman a una nueva revolucion copernicana. La primera revolucion copernicana tiene su nombre del clerigo polaco Nicolás Copérnico. Inicio un cambio de paradigma cuando propuso su teoria heliocentrico. En vez de ver a la tierra como el centro del universo, Copernico propuso que la tierra da vueltas alrededor del sol. Eso era la primera revolucion copernicana.

La nueva revolucion copernica es esta: En ver de ver a nosotros como el centro de todo, con Dios como un objeto mas, tomamos una vista diferente. Vemos a Dios como el centro y igual que la tierra recibe vida del sol, asi nosotros recibimos todo de Dios: nuestra vida, nuestra energia, nuestra misma existencia. Dios no un objeto mas. No, el es el centro y fuente de todo. Las lecturas biblicas nos llaman a cambiar nuestra manera de pensar, experimentar una nueva revolucion copernicana.

Comenzamos con la primera lectura. Es sobre Naaman, un general militar pagano. El mando un ejercito poderoso y estaba acostumbrado a obtener lo que querria. Como un pagano pensaba que aun los dioses deben obedecerlo. Pero ellos no podian curar su afliccion cronica del piel. En desesperacion, pidio al profeta Eliseo ayudarlo. Eliseo le dijo que para ser sanado, tenia que reconocer el Dios de Israel, el unico Dios verdadero. Al principio Naaman no querria. Pero, como estaba desesperado, hizo algo valiente. Trago su soberbia y hizo lo que el profeta le dijo y fue sanado. Naaman dijo, "Ahora se que no hay Dios en toda la tierra, menos el Dios de Israel." Naaman experimento una revolucion copernicana. Se dio cuenta que, a pesar de mandar a otros, no era el centro del universo; Dios, el Dios de Israel, el unico Dios verdadero es centro de todo.

El evangelio tambien muestra esta nueva revolucion copernicana, pero con ironia, es decir con una sorpresa. Jesus sana a diez leprosos, nueve de ellos judios y uno un samaritano. Los judios deben de haber regresado a Jesus para alabar a Dios, pero solamente el samaritano volvio a agradecer a Jesus.

Agradecer a alguien es una cosa bella. Reconoce que no soy yo el maximo, sino que dependo de otros, que puedo recibir un regalo. Agradecer a alguien es comienzo de una transformacion. Todos queremos una nueva manera de pensar - es posible si ponemos a Dios en el centro. Como el samaritano lo hacemos por un acto de gratitud - o como decimos eucaristia, la palabra griega por agradecimiento. La Eucaristia, la misa, requiere una nueva revolucion copernicana - poner a Dios al centro, reconocer que todo viene de el.

Quisiera concluir con un hombre que ilustra la nueva revolucion copernicana. Puede sorprender pero el hombre es Copernico mismo. Ademas de ser un cientifico brillante, era un cristiano devoto. Estudio teologia y recibio ordenes menores. En el año 1500, cuando tenia vientisiete años, hizo una peregrinacion a Roma para el Año Santo. Como clerigo, rezo el oficio diariamente. En la primavera de 1543, cuando Copernico estaba cerca a su muerte, sus admiradores le trajeron sus libros de astronomia y le pidieron indicar las partes mas importantes. El puso los libros a un lado y en cambio pidio a sus amigos escribir este epitafio:

O Senor, no puedo pedir la fe que diste a Pablo;
la misericordia que mostraste a Pedro no me atrevo pedirte.
Pero la gracia que mostraste al ladro, esa, Senor, muestrame.

Copernico vio el corazon de nuestra relacion con Dios. El es el Creador. Nosotros criaturas caidas en necesidad de su gracia. El no es un objeto que nosotros podemos mandar. No, el es centro y de el recibimos todo que somos y tenemos. Las lecturas biblicas biblicas nos llaman a una nueva revolucion copernicana: reconocer a Dios como centro y fuente de nuestra existencia. Amen.

************

Note: If your computer brings up this page with weird characters (e.g. báásico instead of basico with accent over the "a") please go to "View," scroll down to "Encoding" and change from "Western European" to "Unicode" (or vica versa). One of the encoding languages should bring up the correct Spanish text.

English Version

De los Archivos (Homilía para Domingo Veintiocho - Año C):

2004: Dos Clases de Hombres
2001: Vayan a Presentarse a Los Sacerdotes

Otras Homilias

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de Santa Maria del Valle

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home