Nuestro Estado Final

(Homilia para el Domingo Veintiseis - Cyclo A)

Bottom line: Lo que importa no es la imagen que otros perciben sino nuestro estado final ante Dios.

El Evangelio de hoy tiene un mensaje semejante al domingo pasado. Lo que importa es nuestro estado final. Se puede acordar que lo que importaba no era el tiempo trabajando en la viña, sino si uno trabajaba en ella al terminar el dia. Hoy escuchamos a una persona decir "si" a Dios y mas tarde perder el alma por desobediencia. O una persona puede decir "no" a Dios, pero luego salvarse el alma por un acto de obediencia.

Al pensarlo bien, hay solamente dos momentos que importan: el presente y el momento final. En el Ave Maria decimos, "ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte." En el momento final - la hora de la muerte - nuestro destino final sera sellado. El momento de morir esta en manos de Dios, el momento que podemos controlar es ahora. En cierto punto los dos momentos van a coincidir: La hora de la muerte sera ahora. No habra manana para planear - o para posponer el arrepentimiento.

Como hemos mencionado el domingo pasado, algunos dejan la fe despues de años de practicarla - y otros abrazan la fe al final de su vida. Durante la vida somos como barra mojada: Por lo que escogemos podemos ser configurado en cualquier forma. Pero el momento de morir es como poner la barra en un fuego. La barra puede ser un vaso bello o un trozo disfigurado. Pero la forma durara para siempre. Asi es con nuestras almas: En el momento de morir vamos a estar mirando a Dios, enfocados en el - o dandole la espalda.

Algunos preguntan sobre la justicia de esto: Como puede un eleccion al final de vida determinar donde un pasa la eternidad? Puede parecer injusto, pero el profeta Ezequiel da esta palabra del Senor: "Ustedes me critican y piensan que soy injusto. Pero escúchenme bien, israelitas, y respóndanme: ¿De veras soy injusto? ¿No será, más bien, que son ustedes los injustos?"

Al ver la vida entera, se puede ver la justicia. En realidad, durante la vida entera somos formandonos - o dejandonos ser formados - en una forma particular. Mientras el proceso avanza, quizas no lo vemos claramente, pero al final todo sera claro.

El domingo pasado mencione el ejemplo de Oscar Wilde, quien se convirtio al final y recibio los sacramentos de perdon antes de morir. Puede parecer como era una persona durante su vida y otra al momento de morir. Pero no era asi. Oscar Wilde mismo escribio una novela sobre como la alma se forma. Tal vez la han leido: El Retrato de Dorian Gray.

En la novela, Dorian Gray es un joven guapo que tiene envidia de su propio retrato porque no se envejecera. Pues, en el cuento, Dorian retiene su juventud y belleza a pesar de vivir una vida disoluta, centrada en si mismo y cruel. Al final encuentra su retrato. Mientras Dorian mantiene su belleza exterior, el retrato habia cambiado. Dorian ve la cara fea y se da cuenta que representa su ser interior verdadero. Lo ataca con un cuchillo. Al escuchar el ruido, la gente viene y descubren el retrato restaurado a su belleza original y al lado, el cuerpo de un hombre viejo, horriblemente disfigurado - repulsivo a todos.

Tal vez Oscar Wilde aprendio de su propia novela. Su vida es una imagen de espejo de Dorian Gray. Hizo cosas que escandalizaron a la gente, pero tuvo un final bello. El cambio, sin embargo, no era tan dramatico como parecia. Joseph Pearce ha escrito un biografia titulada, "The Unmasking of Oscar Wilde." (Quitando la mascara de Oscar Wilde) Muestra como Wilde tenia una atraccion a Cristo y la fe Catolica. Mientras la gente vio una cosa afuera, Dios vio algo diferente en el corazon de Wilde. Estaba haciendo decisiones pequenas que lo formaba en una manera que otros no podian imaginar. Llego a su conclusion en el momento de morir.

Asi es con todos nosotros. Lo que importa no es la imagen que otros perciben sino nuestro estado final ante Dios. Amen.

**********

Intercesiones Generales para el Vigésimo sexto Domingo del Año, Ciclo A

English Version

De los Archivos (Homilias Para Domingo Veintiseis, Año a):

2008: Dos Caminos
2005: Amor Difícil de Nombrar
2002: Determinismo y Libertad

Otras Homilias

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album

Estas homilia te ayudan Favor de considerar una donacion a la Parroquia de Santa Maria del Valle

Home