El Mal Administrador

(19 de septiembre de 2010)

Tema básico: Con la parabola del mal administrador, Jesus nos dice no huirnos, sino tomar accion para ayudar a otros.

Un hombre que conozco sufrio una verguenza publica. No mencionare detalles sino decir que perdio su trabajo y salio un articulo en un periodico local. Rece por mi amigo y me pregunte que haria yo en una situacion semejante. Conclui que me esconderia. Pues, mi amigo hizo el contrario. Su trabajo incluia servicio publico y el fue determinado a continuir ayudando a otros - aun sin pago. Le pregunte como lo hizo, "Mira," me dijo, "todos tienen problemas. Unos mas grandes y otros mas pequenos que los mios. Pero al final de las cuentas, la gente no se preocupa de mis problemas. Se preocupan de sus problemas. Y yo voy a hacer lo que puedo para ayudarlos."

Mas de un año ha pasado y me doy cuenta de la verdad de lo que dijo. He escuchado a personas hablar de las cosas mi amigo hizo por ellos, pero es largo tiempo desde he oido a alguien mencionar los detalles de su verguenza. Personalmente, admiro el espiritu de mi amigo. Es como el hombre que Jesus alaba en la parabola de hoy. Jesus lo llama el "mal administrador." Sabe que va a perder su trabajo. No se huye ni se esconde. Toma accion, hace lo que puede para ayudar a otros. Jesus lo alaba no por su falta de honradez, sino por actuar decisivamente. Y nos dice que debemos tambien usar el dinero para que los pobres nos den la bienvenida a la vida eterna.

El mal administrador actuo con habilidad - y nosotros tambien debemos hacerlo. A veces personas me dicen que se sienten sin poder - a causa de lo que ha hecho otra persona o a causa de sus propios errores. Cuando encuentro a alguien asi frustrado, trato de dar el consejo que la Madre Teresa el dio a sus hermanas cuando se se sentian tristes. Ella les diria "Anda y ayuda a la gente." He sido sacerdote por treinticinco años les puedo aseguar que siempre alguien en peores condiciones. El mal administrador no se huyo. Actuo decididamente.

El mal administrador nos hace recordar de algo en nuestra tradicion catolica. En el siglo cinco San Juan Crisostomo dijo: "No hacer participar a los pobres en los propios bienes es robarles y quitarles la vida. Lo que poseemos no son bienes nuestros, sino los suyos." El Catecismo cita esta declaracion de San Juan en la seccion sobre "Amor por el Pobre." (#2446) El Catecismo nos hace recordar que cuando damos a los pobres no debemos pensar que estamos haciendo algo "noble" y "amable." El Catecismo no usa la palabra "caridad" para hablar de compartir con los pobres. Usa la palabra "justicia." Lo que tenemos al final de las cuentas no nos pertenece. Somos administradores - mayordomos de los dones de Dios. Como el mal administrador, cuando damos a los pobres, estamos asegurando que alguien nos da la bienvenida a la vida eterna.

Pues, no recomiendo que des toda tu plata al primer hombre pidiendo en la calle. Jesus alabo el mal administrador por su "prudencia." La cosa mas prudente que podemos hacer es dar el primer cinco por ciento a la parroquia. Es la parroquia que provee los servicios mas basicos: celebracion de los sacramentos y educacion religiosa. Despues de separar una parte de tus ganancias para la parroquia, los proximos cinco por ciento puedan ir a otras necesidades como las Misiones, escuelas catolicas, radio catolica y organizaciones pro-vida. Asi cumpliras la norma biblica del diezmo. Desde luego no debemos pensar, "Ya he dado mi diezmo. Con lo demas puedo hacer lo que me da las ganas." No, todo pertenece a Dios. Somos administradores de sus dones.

En cuanto a la administracion de los dones de Dios, muchas personas se sienten inadecuados. Yo se como ellos se sienten porque yo mismo soy inadecuado. Pero no dejar que ese sentimiento les previene de dar todo lo que tienes. Ser como Tony Melendez o como el administrador en el evangelio de hoy. Hacer lo mejor de una situacion dificil. Jesus nos asegura que si somos fieles en cosas pequeñas, nos dara responsabilidades mayores. Y nos dara todo lo que necesitamos para ser administradores buenos y fieles.

Con la parabola del mal administrador, Jesus nos dice no huirnos, sino tomar accion para ayudar a otros.

************

Note: If your computer brings up this page with weird characters (e.g. báásico instead of basico with accent over the "a") please go to "View," scroll down to "Encoding" and change from "Western European" to "Unicode" (or vica versa). One of the encoding languages should bring up the correct Spanish text.

English Version

De los Archivos (Homilía para Domingo Veinticinco - Año C):

2007: Lo Mejor de una Situacion Dificil
2004: ¿Es Ingenuo el Papa?
2001: Una Respuesta al Terrorismo

Otras Homilias

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de Santa Maria del Valle

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home