Cruzando la Linea

(Homilia Para Domingo XXI - B)

Tema Básico: Jesus traza una linea en la arena. Nos ofrece todo - y invita una respuesta semejante de nosotros.

Seguro que han oido del explorador español, Franciso Pizarro. En 1530 exploro la Costa Pacifica de Sudamerica. Pizarro no tuvo educacion formal (no podia ni leer ni escribir) pero se dio cuenta que habia tocado los limites de una gran civilizacion. A pesar de tener cincuenta años - una edad avanzada para un explorador del siglo dieciseis - decidio hacer una expedicion al corazon del imperio.

Sus soldados pensaba que estaba loco y le dijeron que no irian. Los reunio en una playa y trazo una linea en la arena. Les dijo, "Los que quieren ir conmigo, pueden cruzar esta linea. Solo les prometo dificultades - y posiblemente la muerte. Los que quieren comidad pueden volver a Europa. Pero perderan una gran aventura - y quizas grandes riquezas."

Pues, unos pocos cruzaron la linea. Y, si, conquistaron una civilizacion enorme y brillante - el Imperio de los Incas. Pizarro tuvo mucho defectos. Pero tambien tuvo algo que nosotros a veces no tenemos: valentia, determinacion decisiva.

En la primera lectura de hoy Josue les pide a los Israelitas cruzar una linea: In today's first reading Joshua asks the Israelites to cross a line: "Digan aqui y ahora a quien quieren servir." Quieren servir a los dioses de la cultura - o al Senor? Entonces Josue dice, "En cuanto a mi toca, mi familia y yo serviremos al Senor."

Jesus nos pide una decisio aun mayor. Con paciencia y detalle grafico, explica el tipo de relacion que quiere con nosotros: "Si quieres la vida eterna, si quieres mi vida," nos dice, "hay que comer mi carne y beber mi sangre." La gente lo rechazo. Jesus no les dice, "Disculpenme, estaba hablando simbolicamente. Estoy hablando de una comida amigable." No, Jesus mira a sus discipulos y les pregunta, "Y ustedes tambien quieren dejarme?"

Jesus esta trazando una linea en la arena - y nos invita cruzarla, irnos con el. La decision es dramatica - y total. No hay campo para vacilar. Hay que cruzar la linea o volver a la vida antigua.

Con esto llegamos a la quinta instruccion - la ultima de esta serie. Para recibir la Comunion cruzamos una linea - hacemos un compromiso ir con Jesus, suceda lo que sucede. En las Normas Para la Recepcion de la Eucaristia, los obispos subrayan este compromiso. Comunion requiere "unidad en la fe, la vida y el culto." En otras palabras, Comunion exige nuestro ser total, nuestras vidas enteras.

Cuando vamos a la Comunion, no podemos ofrecer a Jesus una parte de nuestro ser. Le ofrecemos todo. En una oracion bella, San Ignacio de Loyola describe este ofrecimiento entero:

Toma, Señor, y recibe
toda mi libertad,
mi memoria,mi entendimiento
y toda mi voluntad,
todo mi haber y mi poseer.
Tú me lo diste, a ti, Señor, lo torno.
Todo es tuyo.
Dispón de todo según tu voluntad.
Dame tu amor y tu gracia,
que ésto me basta.
Amén

He visto esta entrega total en hermanos evangelicos que han cruzado la linea y entrado en la Iglesia Catolica. Les pregunte porque lo hicieron. Pues, eran miembro de congregaciones bien dinamicas. Ademas cambiaban relaciones con gente que admiraban. Porque lo hicieron? Me dieron esta respuesta: cruzaron la linea, se hicieron catolicos por este motivo: para recibir la Eucaristia, el Cuerpo y Sangre de Cristo. En comparacion, lo demas es pequeno.

Eso era el problema con politicos catolicos que promuevan leyes contra la dignidad de vida humana y matrimonio. Cuando se acerca a Comunion hay que tener el deseo sincero de vivir - y representar - las ensenanzas de Jesus. No es que los obispos quieren controlar los politicos. Es algo mas profundo - con la integridad de cada persona que se acerca.

No es que juzgamos a nadie. Yo no se que tiene la otra persona en su corazon y el puede estar mas cerca de Cristo que yo. Pero yo tambien se que Jesus ha trazado una linea en la arena y tenemos que estar listos para dar todo si la cruzamos.

Les invito cruzar esa linea hoy. No les puedo prometer un solucion suave para tus problemas. Pero les puedo prometer esto: una gran aventura, la mas gran aventura que se puede hacer. Tambien les puedo decir que lo uno de a Cristo, volvera en una forma purificada y duradera. Jesus promete cien veces en esta vida - y la vida eterna en el mundo que viene. Si entregamos nuestros cuerpos para Cristo, el ha prometido que los resucitara en el ultimo dia.

No digo que esto es facil. Cada vez que recibimos Comunion, pedimos perdon por nuestras fallas. Y pedimos a Jesus por la fuerza de hacer esta entrega. Sabemos que sin su gracia no podemos hacer nada. La Comunion misma nos da fuerza y gracia.

Entonces este domingo - el final de nuestra serie de cinco, Jesus traza una linea en la arena. Nos ofrece todo - no solamente su ser espiritual, sino fisico: su ser entero mentras asume carne hoy en su Iglesia. Invita una respuesta semejante de nosotros. Al final, requiere una respuesta total. "Tambien ustedes quieren dejarme?" Que tengamos la gracia - y valentia - para responder con Pedro, la cabeza de los apostoles:

“Senor, a quien iremos?
Tu tienes las palabras de vida eterna.
y nosotros creemos y sabemos
y sabemos que tu eres el Santo de Dios.”

************

Note: If your computer brings up this page with weird characters (e.g. báásico instead of basico with accent over the "a") please go to "View," scroll down to "Encoding" and change from "Western European" to "Unicode" (or vica versa). One of the encoding languages should bring up the correct Spanish text.

Intenciones Generales para el Domingo XX del Tiempo Ordinario, Ciclo B (de Sacerdotes Para la Vida)

English Version

De los Archivos:

Homilia para el domingo veintiuno, ciclo B, 2012: La Cena del Cordero
2009: Cruzando la Linea
2006: Un Momento de Definirse
2003: Intimidad y Sumisión

Otras Homilias

Album de Santa Maria del Valle

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Santa Maria del Valley

MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

(sitio nuevo profesional)

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home