Esta Misma Noche

(Homilia Para Domingo Dieciocho del Tiempo Ordinario - Ciclo C)

Tema básico: Nadie sabe cuando o como morira. Jesus nos recuerda estar preparados: De cualquiera persona - de ti o de mi - este mismo, esta misma noche, Dios puede requerir nuestra alma.

Una vez una señora ancianita se acercaba a un sacerdote. Le dijo que su esposo recien se habia fallecido y que querria hacer una donacion significante a la parroquia. Y que planeaba dar la mayor parte de su herencia a la Iglesia. El sacerdote le pregunto porque lo hacia, no tenia hijos? "Si, los tengo," le dijo ella, "pero quiero sean tristes cuando me muero!"

Desde luego, toda persona tiene que decider que hacer con sus bienes, pero una cosa es clara: Como Jesus dice hoy, nadie puede nada consigo. Como dijo Job, "Desnudo vine a este mundo, y desnudo saldre de el."

Es una verdad sencilla y obvia - pero dificil para nosotros creerlo. En la parabola Jesu habla de un hombre que pensaba que sus riquezas le iban a dar seguridad. Tu y yo quizas no somos ricos, pero podemos decir cosas como, "pues, ya he comprado mi casa. Tengo seguro social, una pequena pension. Puedo relajarme y gozar de la vida." Jesus puede decirnos, "Esta misma noche vas a morir."

Debemos tener el fin de la vida siempre delante de nosotros. Quisiera contarles de cuatro hombres que los hizo en una forma extraordinaria. Eran capellanes durante la Segunda Guerra Mundial en un barco llamado el "Dorchester." Uno era sacerdote catolico, dos ministros protestantes y un rabi judio. Ninguno de ellos querria morir, pero como capellanes siempre hablaba con los soldados sobre la preparacion para la vida verdadera.

El 3 de febrero de 1943, mientras cruzaba el Oceano Atlantico, un torpedo golpeo el Dorchester. Las luces se apagaron; en panico, los soldados salieron de sus camas hasta la cubierta principal. Solamente dos o tres botes salvavidas funcionaron y mientras el barco tambaleaba, algunos se cayeron en el agua helada.

Uno de los sobrevivientes conto de caerse en el agua cerca del barco y nadar con toda fuerza. Su chaleco para flotar tenia un luz roja pequena que un bote vio y lo salvo. Miro para atras y vio en el barco luces rojas "como arbol de navidad." En la proa del barco podia ver el boquejo de cuatro figuras - ninguno de ellos con la luz roja. Empezaba a escuchar musica. Desde las cuatro figuras, habia una voz cantando en hebreo. Era el rabi. Entonces escucho un himno en latin - el sacerdote tenia una bella voz irlandesa. Los ministros protestantes cantaban un himno evangelico. Los cuatro capellanes habian dado sus chalecos salvavidas a los otros. Ahora, con brazos unidos, cantaban y rezaban para animar a los otros. De los 904 hombres en el Dorchester, mas de seiscientos murieron aquella noche - incluyendo a los cuatro capellanes.

Algunos dicen que preferirian morir en su sueno. Mi mama murio asi - sin signo de lucha cuando entramos a su cuerpo la proxima manana. Esta bien, pero hay algo para decir sobre la forma en que aquellos capellanes murieron - despiertos, abriendo sus corazones para encontrar a Dios. Mi papa murio asi - recibiendo la Comunion como Viatico, minutos antes de morirse. Personalmente, ruego por aquel tipo de muerte.

Pero, para ser franco, nadie sabe como o cuando morira. Jesus nos recuerda estar preparados: De cualquiera persona - de ti o de mi - este mismo, esta misma noche, Dios puede requerir nuestra alma.

**********

Note: If your computer brings up this page with weird characters (e.g. báásico instead of basico with accent over the "a") please go to "View," scroll down to "Encoding" and change from "Western European" to "Unicode" (or vica versa). One of the encoding languages should bring up the correct Spanish text.

English Version

De los Archivos (Homilía para Domingo Dieciocho - Año C):

2007: Vana Ilusion
2004: En Medio del Verano
2001: Lo Que Vale Ante Dios

Otras Homilias

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de Santa Maria del Valle

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home