Como Rezar, Parte Cuatro: Auto Sacrificio

(Homilia Para 31 Domingo Ordinario - Ciclo C)

Mensaje: Tu y yo quizas no podemos sacrificarnos totalmente como Pablo o Damiano o Zaqueo. Pero "poco a poco" como dice el Libro de Sabiduria.

Esta es la cuarta y final homilia sobre como rezar. La semana pasada hemos aprendido la oracion del publicano: Jesus, ten piedad de mi. Hoy vemos a un publicano.

Para entender el evangelio hay que entender que el publicano era un hombre odiado. A nadie le gusta pagar impuestos, pero el publicano era mucho mas que un cobrador de impuestos. Era un cosechador de impuestos. Tenia una cuota para dar a los romanos y todo sobre la cuota quedaba con el. Con el ejercito romano detras de el, podia obligar vender ovejas, reservas de comida o aun la casa para pagar impuestos. La gente judia, como se puede imaginar, odiaban a los publicanos.

En el evangelio encontramos a un publicano llamado Zaqueo - el publicano principal de Jerico. Como dijo William Barclay, "era el hombre mas odiado del distrito." Y podemos suponer, el hombre mas miserable. A pesar de su rica comida y ropa fina, era el mas lejos de Dios y sus co-ciudadanos.

Su lugar en el arbol representa el estado de su alma: Habia subido al cumbre, pero estaba solo y en un puesto precario. En cualquier momento podia caerse. Y la gente se habria burlado de.

Jesus podia haberse burlado de el, pero no lo hizo. En cambio, dice, "Zaqueo, bajate."

No es facil bajarse. Requiere valentia, humildad - disposicion para arriesgarse.

Zaqueo se arriesga. Se baja. Y al bajarse, responde con gratitud - una gratitud atrevida. "Senor, doy la mitad de mis bienes a los pobres." Y anyade. "Si he defraudado a alguien, le restituire cuatro veces mas." Entonces, la mitad directamente a los pobres; la otra mitad para hacer restitucion.

La semana pasada escuchamos de dos personas que sacrificaron a sus vidas - San Pablo y San Damiano de Molokai. Este domingo vemos un tercero - Zaqueo.

Y que recibe Zaqueo en cambio? Todo. Jesus. "Bajate pronto," dice Jesus, "Hoy tengo que hospedarme en tu casa."

Al fin de las cuentas, oracion no es que nosotros buscamos a Dios, sino que Dios nos busca a nosotros. "Hoy ha llegado la salvacion a esta casa," dice Jesus, "El Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que se habia perdido."

Nuestra respuesta, como Zaqueo, es sacrificio, vaciarse de si mismos. Vaciarse en gratitud para que Jesus nos llene. Tarde o temprano, tu y yo tendremos que entregar todo. Por que no hacerlo ahora?

Les invito decir la oracion del publicano. Usala para dar estructura a su oracion. Acuerdense que la Misa es la Oracion del Publicano. Debe ser la ancla de nuestra oracion.

Tu y yo no nos vamos a vaciar tan totalmente como Pablo o Damiano o Zaqueo. Pero "poco a poco" como dice el Libro de Sabiduria. La cosa bella de la misa es que podemos traer la ofrenda mas minima - como el muchacho con un poco de pan y pescado. Lo que traemos es poco, pero Jesus lo une a su sacrificio perfecto.

Quizas nosotros no vamos a poner toda la vida y todas nuestras finanzas en manos de Dios, pero podemos hacer pasos prequenos. Mas sobre esto la proxima semana. No un nueva serie de homilias, sino un pedido directo y sencillo. No tengan miedo. Dios nos ofrece libertad y Jesus toma nuestros cargos.

En las ultimas ocho semanas hemos hecho un viaje: De Egipto a la Tierra Prometida - nuesro destino. Podemos quedarnos solamente por la oracion: gratitud, persistencia y, sobre todo, la Eucharistia - la Oracion del Publicano por excelencia. Al entregarnos en la oracion recibimos todo. Jesus mismo. Nos dice las palabras bellas. "Hoy debo hospedarme en tu casa." Amen.

************

English Version

Version Audio MP3)

De los Archivos (Homilía para Domingo Treintiuno - Año C):

2010: Salvacion
2007: Un Hombre Pequeno con Mucho Para Ensenar
2004: Gratitud Asombrada
2001: Un Océano de Misericordia

Otras Homilias

Archivos Audio de Homilias
Espanol e Ingles (MP3)

Recursos para la Geografia de Fe
Espanol e Ingles

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Santa Maria del Valle

Centro Mary Bloom - MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home