Bautismo de Arrepentimiento

(24 de junio de 2018)

Mensaje: Al igual que nuestro presidente, a ninguno de nosotros nos gusta pedir perdón. Sin embargo, abrirse el bautismo de arrepentimiento es el primer paso para recibir el poder de Jesús.

Hoy celebramos el nacimiento de Juan el Bautista. En nuestra segunda lectura, San Pablo dice que Juan anuncia la venida de Jesús al proclamar un bautismo de arrepentimiento. En el tiempo de Juan la gente sabía que tenían que arrepentirse, cambiar sus corazones, cambiar sus vidas. La gente sabia que habian hecho mal.

Hoy no tanto. La mayoría de nosotros no cree que hayamos hecho nada realmente mal. Voy a usar un ejemplo del presidente Trump, pero se aplica ampliamente. Cuando se postuló para presidente, un reportero lo cuestionó si alguna vez le pidió perdón a Dios. "Me gusta ser bueno. No me gusta tener que pedir perdón", dijo el candidato Trump. "Y soy bueno. No me gusta hacer cosas malas. Intento no hacer nada que sea malo". Podemos sonreír, pero tenemos que admitir que esa actitud nos afecta a todos.

El presidente Trump creció profundamente influenciado por el reverendo Norman Vincent Peale y su "poder de pensamiento postivo". El pensamiento positivo está bien hasta donde llega. Después de todo, somos creados a imagen de Dios y de él hemos recibido regalos. Deberíamos pensar positivamente sobre esos dones y pedir ayuda a Dios para usar esos dones para su gloria y el bien de los demás.

Todavía necesitamos tomar el pensamiento positivo como un paso más: pensar positivamente no solo acerca de nosotros mismos, sino sobre lo que Dios puede hacer en nosotros si nos arrepentimos. Junto con nuestro lado positivo, tenemos un lado oscuro. Puede que no lo reconozcamos, pero otras personas sí lo hacen, especialmente aquellos con quienes vivimos y trabajamos. Tú y yo hemos hecho cosas que requieren perdón. Cuando reconocemos esa necesidad, esa necesidad de cambiar, entonces Dios puede tanto perdonarnos como hacer cosas poderosas en nosotros.

Vemos este poder cuando enfrentamos un comportamiento adictivo. Tenemos patrones de pensamientos y acciones que causan daño: para nosotros, tanto a nivel personal como a los demás. El programa de 12 Pasos muestra una forma efectiva de enfrentar la adicción. Los 12 pasos tienen raíces en la teología católica. El primer paso dice: "Admitimos que éramos impotentes ante la adicción, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables". Luego, "llegamos a creer que un Poder más grande que nosotros podría restaurarnos a la sensatez".

En Priest Days la semana pasada escuchamos charlas sobre cómo ayudar a las personas a lidiar con adicciones sexuales. Bruce y Jeannie Hannemann tienen un programa en línea para recuperación llamado RECLAiM Sexual Health. La pornografía puede afectar la mente como el alcohol o las drogas que liberan sustancias químicas que debilitan o dominan la voluntad. Estas cosas no solo destruyen al adicto sino que causan un gran daño a las personas cercanas a él.

El diablo puede usar adicciones para tomar el control de las personas y propagar la miseria. Antes de que una persona caiga en cosas inmorales, el diablo dice: "No es gran cosa. Todos lo hacen". Cuando una persona se cae, el diablo cambia su tono. "Lo que hiciste es despreciable y eres una persona despreciable. Debes desesperarte". Cuando el diablo dice esto, en realidad hay una sola respuesta: Ir. Al. Ya sabes dónde...infierno. Sí, dilo eso al diablo porque ahí es donde pertenece. Luego diga: "Yo pertenezco a Dios. Él me hizo y me redimió a un gran precio, la sangre de Jesús. No dependo de mi insignificante poder. Confío en un Poder Superior, el poder de Dios, Jesús.

Eso es lo que hizo Juan el Bautista. San Pablo nos dice que cuando Juan estaba completando su curso, él diría: "¿Qué supones que soy? Yo no soy él. He aquí, uno viene detrás de mí ..." Juan siempre señala a Jesús y nosotros deberíamos hacerlo tambien.

Este verano vamos a escuchar más sobre el poder de la sangre de Jesús. Por su sangre, pertenecemos a Dios y tenemos el perdón de los pecados. Al igual que nuestro presidente, a ninguno de nosotros nos gusta pedir perdón. Sin embargo, necesitamos un bautismo de arrepentimiento; es el primer paso para recibir el poder de Jesús. Amén.

**********

English Version

De los archivos (Natividad de San Juan Bautista)

El Precursor de Libertad ( 2012)
Escogido Portentosamente (2007)
La Gracia de Dios (2001)

Otras Homilias

Archivos Audio de Homilias
Espanol e Ingles (MP3)

Estudio Biblico Echate al Agua (recursos audios mayormente en inglés - homilias de los misas diarias en Temporada de Pascua y Tiempo Ordinario)

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de la Parroquia


Centro Mary Bloom - MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

Home