¿Comunión Para Kerry?

(Homilía para el Cuerpo y la Sangre de Cristo, Año C)

¿Siendo “pro-aborto” debe comulgar John Kerry? Y, si se acerca, ¿el sacerdote debe darle el Sacramento o solamente una bendicion? Tengo que admitir, desde el comienzo, que esas preguntas son superiores a mi descripción de trabajo. Estoy rezando por nuestros obispos mientras debaten los asuntos cruciales implicados por las preguntas – y daría la bienvenida y seguiría la directiva de mi propio obispo. No es que es probable que el Senador Kerry se aparecerá a Holy Family, pero, como muchos de Uds. tengo mucho interés en como los obispos responden – o eviten una respuesta – a las preguntas.

Las preguntas han evocado interés a causa de las implicancias políticas. El Senador Kerry es el primer católico desde 1960 (mil novecientos sesenta) que tiene una posibilidad seria de ser presidente – y desgraciadamente está en contra de unas enseñanzas básicas del Catecismo. Una declaración de parte de los obispos provocaría muchas emociones pero, no importa cual fuerte, no hará una diferencia notable en los resultados electorales. Sin embargo, puede afectar una lucha más significante – la batalla para almas.

Las lecturas dominicales subrayan la seriedad de la Santa Comunión. Dos mil años antes de Cristo, un sacerdote llamado Melquisedec ofreció un sacrificio de pan y vino. San Pablo, escribiendo a una congregación en crisis, insiste que el pan que comemos y el vino que bebemos son el mero Cuerpo y Sangre del Señor. En alimentar la multitud, Jesús usa los verbos Eucarísticos: tomó, pronunció acción de gracias, partió y fue dando.

Antes de leer el Evangelio, tuvimos la bella Secuencia Lauda Sion. Usando una poesía muy exacta, Santo Tomas de Aquino da énfasis a la seriedad de comulgar. Permítanme citar sus palabras originales:

Sumunt boni, sumunt mali: sorte tamen inaequali, vitae vel interitus.

Lo comen buenos y malos, con provecho diferente; no es lo mismo tener vida que ser condenado a muerte.

Mors est malis, vita bonis: vide paris sumptionis quam sit dispar exitus.

A los malos les da muerte y a los buenos les da vida. ¡Qué efecto tan diferente tiene la misma comida!

San Pablo dice que si alguien recibe el cuerpo y la sangre del Señor “indignamente” que “come y bebe su propia condenación” (I Cor 11:29) Cito estas palabras con un poco de temor porque se algunos de Uds. sufren de escrupulosidad – y automáticamente piensan que las palabras aplican a su persona, a pesar de haber examinado su conciencia al exceso. Por otro lado – y creo que esto aplica a un numero mayor – muchos son muy despreocupados en su forma de comulgar.

Antes muchos no se acercaron para comulgar. Hoy en este país – con la excepción de que no son casados por la iglesia – pocos se abstienen. Incluidos en el numero son unos que asisten esporádicamente a la misa dominical y otros que están envueltos en serios pecados sexuales.

Las Normas Para la Recepción de la Eucaristía, imprimadas en su misalito, dicen “Quien haya cometido pecado grave desde su ultima confesión no debe recibir el Cuerpo y la Sangre del Señor sin antes haberse confesado con un sacerdote, excepto en situaciones extremas cuando no hay oportunidad de confesarse.” No es para castigar. Es para misericordia. La Iglesia como buena madre esté preocupada que sus hijos no comen y beben su propia condenación.

La preocupación de comulgar dignamente debe causarnos enfocar no en nosotros mismos sino recordarnos tan grande es este don y misterio. Jesús desea sanación, paz y perdón para todos. Santo Tomas lo expreso magníficamente en la última estrofa de la Secuencia:

Bone pastor, panis vere, Iesu, nostri miserere: Tu nos pasce, nos tuere, Tu nos bona fac videre in terra viventium. Tui qui cuncta scis et vales, qui nos pascis hic mortales: tuos ibi commensales, coheredes et sodales fac sanctorum civium. Amen. Alleluia.

Ten compasión de nosotros, buen pastor, pan verdadero. Apaciéntanos y cuídanos y condúcenos al cielo. Todo lo puedes y sabes, pastor de ovejas, divino. Concédenos en el cielo gozar la herencia contigo.

************

English Version

De los Archivos:

Homilía 2013: Coherencia Eucaristica (Ciclo C)
2012: Posesion Mas Preciada (Ciclo B)
2011: Haciendote Pasar Hambre (Ciclo A)
2010: Por Que Tengo Que Ir a la Misa? (C)
2009: Que Les He Dado? (B)
2007: El Pan de Cada Dia (C)
2006: Lenguaje del Cuerpo (B)
2005: Reverencia Para La Eucaristía (A)
2004: ¿Comunión Para Kerry? (C)
2003: Adorar el Cuerpo y la Sangre (B)
2002: Pan Partido (A)
2001: La Eucaristía Va Por Medio De Todo (C)

Otras Homilias

Boletín

Album de Fotos de Santa Maria del Valle

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Santa Maria del Valle

MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

(sitio nuevo profesional)

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home