Ser Discipulo Misionero Semana 1: Encontrar a Jesus e Invitar a Otros

(14 de enero de 2018)

Mensaje: No requiere perfección encontrar a Jesús. Y no necesitamos ser perfectos para invitar a otros.

Cuando el Arzobispo Sartain se reunió con sacerdotes el junio pasado, compartió un sueño: que transformaríamos nuestro mundo, nuestro país, nuestras familias invitando a otros a un encuentro con Jesús: que nuestra prioridad principal será ayudar a conocer a Jesús. Cuando eso sucede, puede haber sorpresas. Jesús dice: "ven y verás". Ven y pasa tiempo conmigo. Pero eso no es todo. Jesús puede enviarlo como un discípulo misionero.

Usted podría estar pensando: ¿Qué es un discípulo misionero? Un discípulo misionero es alguien que se ha encontrado con el Señor y que luego invita a otros. En las próximas semanas veremos aspectos del discipulado misionero. Ese tema es perfecto para nuestras lecturas. Hoy oímos a Dios llamando a Samuel en la noche. Y el niño Samuel responde: "Habla, porque tu siervo está escuchando".

Jesús a plena luz del día llama a Andrés. Se convierte en el primer discípulo misionero. Tenemos que prestarle atención a Andres. Él muestra lo que significa el discipulado misionero. Él va a su hermano y comparte algo importante. No sé de ustedes, pero no me resulta fácil compartir algo personal con un hermano. ¿Qué pasa si él se ríe? O peor, ¿y si él no dice nada? O cambia el tema? Pero Andres sigue adelante. "Hemos encontrado al Mesías", dice, "el Cristo, el Ungido". Él lleva a su hermano a Jesús y Jesús hace el resto.

Simón, hijo de Jonás, dice Jesús, te doy un nuevo nombre: Cefas: en griego Petros. La misma raíz que petroglifo o petrificar. Significa Roca. Jesús lo llama Roca no por lo que es, sino por lo que será. O para ser más exactos, lo que Jesús lograría a través de él: la Roca sobre la cual construiría su Iglesia.

Andres es el primero llamado. ¿Le molestaba que Jesús elevara a su hermano? Si es así, nunca lo dice. Andres muestra una cualidad esencial de un discípulo misionero. Él sabe: "No se trata de mí, se trata de Jesús".

Necesitamos discípulos misioneros como Andrés. Cuando el Arzobispo Sartain compartió su sueño, también enfrentó algunas realidades difíciles: desde 2011, la asistencia a la misa en la Arquidiócesis ha disminuido un 7% y el número de sacerdotes asignados a la parroquia ha disminuido de 124 a 103. Las bodas de la iglesia han bajado a 1.161. Eso puede parecer todavia muchas, pero cuando se considera que tenemos 145 parroquias, significa un promedio de solo ocho bodas por año por parroquia.

Me alegra decir que estamos mejor aquí. En Santa Maria del Valle, hemos hecho cosas para promover el sacramento del matrimonio. Heredé la costumbre de cada mes bendecir a aquellos con un aniversario de matrimonio. También me encanta bendecir a las parejas comprometidas. Queremos ayudarlos a tener un matrimonio hermoso. En esa línea, notará que el boletín tiene un folleto que le informa a la gente lo que ofrecemos en cuanto a recepciones de bodas.

Casarse y fundar una familia sigue siendo un lugar importante para escuchar la voz de Jesús. Juan el Bautista lo llama el Cordero de Dios. Ciertamente, como un cordero, Jesús es amable, pero más a señalar: como un cordero sacrificado en la Biblia, Jesús se ofrece a sí mismo para el perdón de los pecados.

Una persona puede tener miedo de conocer a Jesús. Todos luchamos con el pecado y la culpa. La culpa pertenece a la humanidad, no solo a los católicos. Una persona que no siente culpa es un sociópata, un monstruo moral. Escucharemos más sobre eso la próxima semana.

Por hoy quiero subrayar que no requiere perfección encontrar a Jesús. Y no necesitamos ser perfectos para invitar a otros. Al igual que Andres, queremos llegar a nuestros propios parientes, especialmente a nuestros hijos. Muchos feligreses comenzaron el Año Nuevo con un ayuno de tres días para ellos. Algunos de ustedes me dijeron que a pesar de que fue difícil, resultó ser una experiencia estimulante, y vieron las bendiciones del ayuno y la oración combinados. Considerar hacer un día semanal de ayuno y oración. En última instancia, queremos confiar en Jesús, no en nosotros mismos. Y queremos invitar a otros. Haga la invitación lo mejor que pueda. Acordarse lo que Eli dijo al joven Samuel: "Si te llama, responde: Habla Señor, porque tu siervo está escuchando". Amén.

**********

English Version

De los Archivos (Segundo Domingo, Ciclo B):

2009: Escogido con Cuidado
2006: Tu Cuerpo No Es Tuyo
2003: Rabí, Mesías, Kefás

De los Archivos (Homilias sobre San Pedro y San Pablo):

Año de San Pablo
Lo Que Pedro Significó a Pablo
Las Dos Llaves
Rabí, Mesías, Kefás
¿Me Amas?
Jesús Establece Un Orden Sagrado
2001 (A): La Sagrada Familia en Egipto

Otras Homilias

Archivos Audio de Homilias
Espanol e Ingles (MP3)

Estudio Biblico Echate al Agua (recursos audios)

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de la Parroquia


Centro Mary Bloom - MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

Home