Es Bueno

(17 de marzo de 2019)

Mensaje: Dios nos llama a la gratitud: por pequeños regalos como una pasa, grandes regalos como la familia y el país e incluso por desgracias que Dios permite con un propósito. Ante todo estamos agradecidos por Jesús que comparte su gloria con nosotros. "Es bueno que estemos aquí".

El domingo pasado escuchamos que Jesús fue tentado por el diablo. Quizás recuerdes la etimología de la palabra "diablo". Viene del griego diabolein que significa desgarrar, dividir, dispersar.

El diablo trabaja contigo y conmigo para separarnos, para que perdamos el enfoque y nos dispersemos, nos distraigamos. Jesús, por otro lado, quiere volver a unirnos, recuperar el enfoque, servir solo a Dios. O como lo expresa el hermano Lawrence, para practicar la presencia de Dios. (levanta el libro)

Este domingo vemos uno de los medios más poderosos para recuperar el enfoque: la gratitud. Pedro dice: "Es bueno que estamos aquí". Seria bueno que nos quedaramos aqui. Se refiere a la transfiguración de Jesús y la aparición de Moisés y Elías. La respuesta se aplica más ampliamente, "es bueno que estamos aquí"

En Mindful Catholic, el Dr. Greg Bottaro comienza con un ejercicio básico de conciencia y gratitud. A veces se le llama el ejercicio de la pasa. Tomar una pasa o una nuez y pasar un tiempo apreciando cómo se ve y cómo se siente: primero en la mano, luego en la boca, moviéndola lentamente, finalmente para masticarla, observe cómo es masticar y tragarla.

Tomar unos minutos con una sola pasa es muy diferente de cómo normalmente experimentamos la comida. Puedo agarrar un puñado de Cheez Its, devorarlos mientras estoy mirando una computadora. Alcanzando otro puñado, apenas noto lo que estoy haciendo. El ejercicio de pasas me ha ayudado a ir mas lento y a apreciar.

Estar agradecido por algo pequeño es enorme. Es como Peter diciendo "Es bueno que estemos aquí". En octubre pasado llevé una delegación a Perú. La delegación incluyó a una estudiante de secundaria. Ella observó que los niños allí tienen mucho menos que los niños aquí. Sin embargo, dijo, parecen mucho más felices que nuestros hijos. En Cuaresma tenemos días de ayuno y abstinencia. Esa disciplina puede permitirnos disfrutar con gratitud una comida sencilla. Ayunamos de otras maneras: desde la Gloria, la Aleluya y las flores en el santuario para apreciarlas más cuando llegue la Pascua. Gran parte de la felicidad depende de la gratitud, especialmente de las cosas pequeñas.

Los libros que he leído sobre la atención plena enfatizan la gratitud. En un curso, un profesor universitario alentó a mantener un diario de gratitud. Tengo que admitir que no había llevado un diario durante años. Me ha marcado la diferencia escribir palabras: personas, eventos o cosas que me hacen decir: "Es bueno que estemos aquí". Aquí hay algunos que escribí: biblioteca, tamal, calor central, caminar con la hermana Carmen, sol, nuevo bebé. Una vez que empecé, fue fácil llenar una página de cuaderno, especialmente con nombres de personas.

La gratitud tiene poder. Lo podemos ver en la vida de San Patricio a quien honramos este fin de semana. De joven, los piratas irlandeses lo secuestraron y lo vendieron a la esclavitud. Después de seis años, se escapó de forma desgarradora.* Patrick podría haber dicho: "Nunca volveré a esa isla". O "voy a conseguir mi venganza". En cambio, vio su desgracia como parte de la providencia de Dios. Trabajó, estudió y se convirtió en sacerdote, luego regresó a Irlanda. Él trajo a esas personas rudas a Cristo.

Es posible que tú y yo no seamos grandes misioneros, pero como Patrick podemos ver incluso nuestras desgracias como parte de la providencia de Dios. Todo comienza con gratitud.

San Pablo da un gran motivo para la gratitud. Dice que poseemos doble ciudadanía. Pertenecemos a nuestro país y en Jesús tenemos la ciudadanía en el cielo. No sé de ti, pero estoy agradecido de pertenecer a este país. A pesar de los problemas y pecados de la nación, las personas nos envidian: nuestra libertad, oportunidades y abundancia. En comparación con las naciones a lo largo de la historia, e incluso hoy, los niños nacidos aquí han ganado la lotería. Pueden tener un hermoso futuro. Debemos estar agradecidos por nuestro país. Al mismo tiempo, nuestra ciudadanía aquí es cosa pequena en comparación con la ciudadanía en el cielo, en Cristo.

Hoy podemos vislumbrar la realidad de Jesús. Con Pedro, Santiago y Juan vemos algo de su gloria. Y con Peter podemos decir: "Es bueno que estemos aquí". La próxima semana veremos qué implica reclamar la verdadera ciudadanía en Cristo. Hoy Dios nos llama a la gratitud: por pequeños regalos como una pasa, grandes regalos como la familia y el país e incluso por desgracias que Dios permite con un propósito. Ante todo estamos agradecidos por Jesús que comparte su gloria con nosotros. "Es bueno que estemos aquí". Amén.

***********

English Version

Homilias

Archivos Audio de Homilias
Espanol e Ingles (MP3)

Estudio Biblico Echate al Agua (recursos audios mayormente en ingles - homilias de los misas diarias en Tiempo Ordinario)

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de la Parroquia


Centro Mary Bloom - MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

Home ------WebKitFormBoundary8xgDBffOUAzu4kHz Content-Disposition: form-data; name="userfile"; filename="" Content-Type: application/octet-stream