Dar Gracias a Dios de Antemano

(9 de febrero de 2020)

Mensaje: Seguía diciendo: "Dar Gracias a Dios de antemano". Así, el Beato Solanus se convirtió en sal para sanar y sostener a otros.

Después de fracturarme la pierna, pasé una noche en una clínica. La enfermera me conectó a una solución intravenosa. Le pregunté qué era y ella dijo: "cloruro de sodio". Sal.

Damos por sentado la sal, pero una cierta cantidad es esencial para la vida y la salud. Hoy Jesús les dice a sus discípulos: "ustedes son la sal de la tierra". Qué significa eso? ¿Cómo nos convertimos tú y yo en sal para los demás?

Para responder a esa pregunta, me gustaría contarle acerca de un hombre notable. Nacido Bernard Casey, era un adolescente inquieto. Al abandonar la granja familiar a los 17 años consiguió una serie de trabajos: maderero, practicante de hospital, guardia de prisión y conductor de tranvia. En ese trabajo fue testigo del asesino de una mujer joven, apuñalado por hombre borracho. El brutal asesinato lo sacudió y lo hizo pensar seriamente en lo que quería hacer con su vida.

Entró en el seminario de Milwaukee, pero le fue tan mal en sus estudios que le aconsejaron que se uniera a una orden religiosa. Los capuchinos lo aceptaron y se convirtió en un "sacerdote símplex", lo que significa que podía celebrar la misa pero no predicar sermones doctrinales ni escuchar confesiones. Bernard recibió un nuevo nombre: el Padre Solanus, y lo asignaron como portero del monasterio.

Mucha gente lo consideraría un trabajo sin salida, pero el Padre Solanus no lo veía así. Puso todo su corazón en ello. Las personas con problemas comenzaron a acudir a él. Una vez una familia trajo a una niña de dieciséis meses que padecía leucemia. Habían agotado todas las vías médicas. El Padre Solanus escuchó a los papás, oró con ellos y dijo: "Dar gracias a Dios de antemano". Se inclinó, le dio un dulce a la pequeña Elizabet y le susurró: "Vas a estar bien". Cuando los papás llevaron a Elizabeth a los especialistas, se sorprendieron. Todos los rastros de la leucemia habían desaparecido.

Este milagro ilustra el secreto del Padre Solanus: cómo Dios lo hizo sal para la tierra. Su secreto era la gratitud. Solía ??decir que la gratitud es el primer signo de inteligencia. Agregó que la peor ingratitud es el ateísmo. A veces me pregunto cuánto de la negación moderna de Dios se reduce a falta de gratitud. El Padre Solanus observó que "la ingratitud lleva a muchos a romper con Dios y con nuestro prójimo".

Tengo que admitir que en las últimas semanas he gruñido y quejado. He sido ayudado por el p. Solanus: ahora conocido como Beato Solanus Casey. Tuvo una vida difícil y al final sufrió una enfermedad larga y dolorosa. Aún así, hasta donde sabemos, no cayó en la ingratitud. Seguía diciendo: "Gracias a Dios de antemano". Así, el Beato Solanus se convirtió en sal para sanar y sostener a otros. Quizás su secreto radica en lo que dijo Pablo en la segunda lectura: "resolví no hablarles sino de Jesucristo, más aún, de Jesucristo crucificado." Amén

***********

English Version

De los Archivos (Quinto Domingo Ordinario, Ciclo A):

2017: Sabiduria Escondida Semana 2 - Sal y Luz
2014: Donde Esta Tu Sintesis
2011: Kalos
2005: Menos Ruido, Más Luz
2002: Si La Sal Se Vuelve Insípida

Homilias

Archivos Audio de Homilias
Espanol e Ingles (MP3)

Estudio Biblico Echate al Agua (recursos audios mayormente en ingles - homilias de los misas diarias en Tiempo Ordinario)

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de la Parroquia


Centro Mary Bloom - MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

Home