Vanidad de Vida y Evasión de la Verdad

(4 de agosto de 2019)

Mensaje: Como una burbuja brillante, nuestras vidas pasan rápidamente y pronto se olvidan. Jesús y la Iglesia permanecen.

En nuestra primera lectura, Qoheleth dice: "Todas las cosas, absolutamente todas, son vana ilusion". La palabra hebrea para ilusion o vanidad tiene el sentido de "burbujas". Cuando éramos niños, la mayoría de nosotros teníamos esos pequeños sopladores de burbujas. Ahora, puedes ver chicos en parques con otros mucho más grandes. La burbuja forma y refracta un arco iris de colores, luego estalla. Asi es nuestra existencia. Vanidad de vanidades. Toda es vanidad.

Jesús aplica este punto de vista cuando alguien le pide que resuelva una disputa de herencia. Jesús cuenta de un hombre que tiene una cosecha abundante. ¿Y qué hace el hombre afortunado? A diferencia de José en Egipto, no piensa en cómo su buena fortuna puede ayudar a otros. En cambio, cae en la avaricia, que es una forma de orgullo. Él dice "mi cosecha", "mis graneros". Comienza a imaginar el paraíso en la tierra: "descansa, come, bebe y date la buena vida".

No se da cuenta de que su vida pende de un hilo: tal vez un coágulo que se mueve hacia su corazón o en su cerebro, un vaso listo para romperse. Puede ser que tenga una cosecha enorme pero no es dueño de su vida. Esa noche Dios exige su vida como un acreedor que pide una deuda. Un hombre rico puede comprar muchas cosas pero nadie puede comprar su propia vida. ¡Vanidad de vanidades! ¡Toda es vanidad!

San Pablo también retoma el tema de la vanidad de esta vida. "Busquen los bienes arriba", dice Paul, "(no) en los de la tierra". Las cosas materiales son buenas y necesarias. Sin embargo, pueden convertirse en ídolos, sustitutos de Dios.

Todos queremos algo de seguridad, pero solo en Dios tenemos seguridad duradera. En esta vida luchamos por la seguridad, la justicia y la verdad, pero nos eluden.

Con respecto a la evasión de la verdad, el obispo Barron da un ejemplo en la Carta a una Iglesia que Sufre. Al escribir sobre los casos de abuso que el Gran Jurado de Pensilvania describe en detalle gráfico, el obispo Barron observa esto: "incluso los católicos practicantes tendían a creer que los casos terribles mencionados en ese estudio eran casos recientes". No es cierto. Como señalan el obispo Barron y otros, "de los aproximadamente 400 delitos denunciados, precisamente 2 ocurrieron después de 2002".

Aquí en Seattle podemos decir algo semjante. Hay que volver a 1988 para identificar un caso criminal. En los años ochenta, el arzobispo Hunthausen comenzó una serie de reformas. Lo hizo sin fanfarria pero con mucha eficacia. Los arzobispos sucesivos continuaron y fortalecieron esas reformas.

A veces me siento como alguien que pertenece a una familia que alguna vez tuvo una buena reputación. La gente decía: "Oh, él es un Bloom. Puedes confiar en él". Algunos miembros de la familia abusan de la confianza y, en lugar de corregirlos o llamar a la policía, los miembros mayores intentan encubrir. Se corre la voz y los ancianos de Bloom son demandados. Eventualmente establecen algunos estándares y los hacen cumplir. Es comprensible que pocas personas aplauden los esfuerzos de los Blooms para reformar. Los abogados siguen encontrando casos viejos. ¿Quién puede culparlos? Pero parece injusto que los periódicos denuncien esos casos antiguos como si ocurrieran ayer. Algunos de los Bloom jovenes dicen: "Estoy cansado de que la gente se burle de nosotros. Me voy". Yo digo: "No, tenemos una buena herencia. Seguro, algunos Blooms se equivocaron. Pero somos luchadores. Somos una familia".

Espero que te quedes con nuestra familia, no los Blooms, aunque podríamos usar algunos miembros nuevos, sino con la familia de la Iglesia. La pregunta que tenemos ante nosotros es cómo avanzamos. El obispo Barron dedica su capítulo final a esa pregunta. La oración, por supuesto, es lo más básico, pero eso implica tener una visión a largo plazo. Nuestras propias vidas son breves, como una burbuja que se forma, resplandece y luego se disuelve. Aquí abajo no tenemos seguridad, justicia y verdad permanentes. Eso sucederá solo cuando Jesús venga a juzgar a los vivos y a los muertos. Hoy les pido que renueven su compromiso con Jesús y su novia, la Iglesia.

La próxima semana tenemos un cambio de ritmo. He invitado al Diácono Pierce Murphy de St. Michael, Snohomish. Es Director Ejecutivo de Administración y Desarrollo de la Arquidiócesis. Él tiene una biografía impresionante. Lo puse en el boletín. El diácono Pierce tiene un mensaje importante para nosotros.

Hoy llévate esto a casa: como una burbuja brillante, nuestras vidas pasan rápidamente y pronto se olvidan. Jesús y la Iglesia permanecen. Busca las cosas que están arriba. Solo allí encontraremos seguridad duradera, justicia genuina y verdad imparcial. "Puesto que ustedes han resucitado con Cristo, busquen los bien de arriba, donde esta Cristo sentado a la derecha de Dios". Amén.

***********

English Version

De los Archivos (Decimoctavo Domingo, Ciclo C):

2016: Papa Francisco y Jovenes Semana 2: Deja de Estar Flojo y Soso
2013: Lo Que Vale Ante Dios
2010: Esta Misma Noche
2007: Vana Ilusion
2004: En Medio del Verano
2001: Lo Que Vale Ante Dios

Homilias

Archivos Audio de Homilias
Espanol e Ingles (MP3)

Estudio Biblico Echate al Agua (recursos audios mayormente en ingles - homilias de los misas diarias en Tiempo Ordinario)

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Fotos de la Parroquia


Centro Mary Bloom - MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

Home