El Deseo Para Posesiones

(Homilía para el Domingo Veinticinco del Tiempo Ordinario, B)

Tema básico: Nuestro deseo para riquezas puede llegar a conflicto, aun la guerra. Jesús nos muestra la salida de esa trampa.

La periodista Peggy Noonan describe una entrevista con el director de una corporación enorme. Fue el tiempo del reporte anual y le dijo a la Sra. Noonan que tenía ganas de leer los reportes de otros directores. ¿Por que? Le preguntó. Dijo que siempre miró a las paginas finales para ver los otros directores recibieron como parte de su paquete - aviones, helicópteros personales, sea lo que sea. Peggy Noonan no dijo nada. Todos lo hacemos, le dijo. Todos queremos ver que cosa reciben los otros.

Lo que Peggy Noonan vio en aquel director, Santiago mencionó ya en el primer siglo. Explica como nuestro deseo para posesiones puede ponernos en contra de otra gente. Ser posesivo puede conducir a conflictos, aun a las guerras.

Algo está mal en nuestros corazones. Hace unos años, el escándalo de insider trading (o sea, comprar acciones usando información secreta) cayó sobre Wall Street (la bolsa de Nueva York). Lo increíble del escandalo es que esos hombres ya eran super ricos antes en cometer esos fraudes. Uno de ellos tenía una fortuna de ciento diecisiete millones de dolares. Creo que tu y yo pudiéramos vivir bastante bien con esa cantidad de dinero, podríamos comprar cualquier cosa que se puede imaginar. Sin embargo, aquel hombre querría mas. Puso en riesgo su buen nombre y su libertad - y al final fue condenado a muchos años en la cárcel. Podemos mover la cabeza mostrando incredulidad, pero tenemos que preguntarnos: ¿Tu y yo realmente somos tan diferente que el?

Podemos desear posesiones no por su utilidad, sino porque pensamos que nos hacen mejores que otros. La propaganda siempre juega con aquel deseo para superioridad. Compra ese utensilio o ese carro porque los vecinos te van a admirar. Como dijo Santiago, este tipo de competir, fácilmente llega a la enemistad y conflicto.

En el evangelio, Jesús nos muestra la salida de esta trampa. Provee una respuesta a nuestro espíritu de competir. Un día Jesús observó como los discípulos trataban de determinar cual de ellos tenía mas valor. Esto es lo que hizo. Llamó en medio de ellos a alguien que su sociedad consideraba de poco valor: un niño. Era como poner un pollito entro unos gallos pavoneandose. Aquí es el que deben recibir, si quieren recibirme a mi - a El que me envió. Debe haber caído sobre los discípulos como un balde de agua fría. Lo recordaron - a pesar de hacerles aparecer mal - y lo contaron a otros.

Eso no significa que debemos estar satisfechos con mediocridad. Debemos buscar excelencia, aun riquezas - pero con motivos buenos. La revista Time hizo un reporte con la pregunta: ¿Dios quiere que usted sea rico? Jesús da la respuesta hoy: depende en donde esta tu corazón. Si tu corazón está con los pequeños, Dios quiere que tengas los medios para ayudarlos. Pero si tu corazón quiere que tu seas el máximo, la riqueza no llevará una bendición, sino una maldición.

A veces nosotros los católicos despreciamos a los predicadores de “salud y riqueza.” Pues, no tenemos mucho para alabarnos. Ese artículo de Time tenía una encuesta de cristianos y preguntó si estaban de acuerdo o no de acuerdo con esto: ¿Regalar (a caridad) diez por ciento de tu ganancia es el mínimo que Dios te espera? Cuarenta y siete (47) por ciento de los protestantes estaban de acuerdo, pero solamente dieciocho (18) por ciento de los católicos están de acuerdo que Dios que quiere que regalemos al menos diez por ciento de nuestros ingresos. Hola. Por muchos años hemos dado énfasis a la mayordomía. Significa que todo pertenece a Dios. Regalar el primer diez por ciento es una expectativa legítima.

En nuestras presentaciones sobre Mayordomía, hemos sugerido cinco por ciento a la parroquia y cinco por ciento a otras caridades. Pues, yo sé que muchos están lejos de aquella meta, pero si tratamos de alcanzarla, nos ayudará a reducir el espíritu de ser posesivos. Y muchos de nosotros podemos regalar mas de diez por ciento - pero eso es una expectativa mínima si tomamos en serio la llamada de Cristo. Y, por favor, no lo haga con resentimiento, sino con un corazón alegre. Como dice el salmo de hoy, "Te ofreceré un sacrificio voluntario dando gracias a tu nombre que es bueno."

El papa Benedicto da un ejemplo de esta sencillez. Los que lo conocen dicen que tiene una disposición amable, casi como un niño. Aun los que tenían que corregir admiten que es siempre cortes y escrupulosamente justo. Debemos tener esto en mente mientras leemos reportes de la reacción fuerte al discurso que dio a su universidad anterior. La reacción no era inmediata. Requirió unos días para que el discurso pasara por los medios de comunicación, pero cuando lo hizo, provoco una controversia enorme.** El discurso fue titulado Tres Etapas en el Programa de Des-Helenización. (He puesto unas copias del discurso con una introducción en las entradas del templo. Vale la pena leerlo.) Básicamente analiza la inter-relación entre fe y razón. El problema es que muchas personas hoy, especialmente en los medios de comunicación, desprecian la fe. No quieren nada de ver con ella.*** Por otro lado, muchas personas prefieren la violencia al dialogo razonable. El papa ha hecho todo posible para pedir disculpas, sin disminuir su integridad. Tenemos que rezar por nuestro Santo Padre, pero también aprender de el. Mantiene sus ojos fijos en Cristo - quien hoy dice que tiene que ser entregado a la muerte, pero resucitara dentro de tres días. Que tengamos aquel espíritu humilde de también fijar nuestros ojos en Jesús.

**********

Note: If your computer brings up this page with weird characters (e.g. báásico instead of basico with accent over the "a") please go to "View," scroll down to "Encoding" and change from "Western European" to "Unicode" (or vica versa). One of the encoding languages should bring up the correct Spanish text.

*De su libro Pope John Paul the Great.

**La parte ofensiva, debes saber, era una cita de un emperador ortodoxo del siglo catorce. El papa en ningún modo implico que estaba de acuerdo con la cita, pero estaba usandola para un punto sobre el dialogo - un punto perdido por los que están quemando imágenes del Santo Padre, atacando iglesias cristianas con bombas y quienes mataron una monja italiana.

***A pesar de tener su propia lista de presuposiciones, en que ellos creen con pasión pero casi nunca expresan explícitamente. Ellos imaginan que la paz vendrá cuando los hombres abandonan la fe religiosa. Mientras tanto, están contentos cuando los que creen en Dios atacan uno al otro. Da apoyo para su fe seglar.

English Version

De los Archivos:

Domingo Veinticinco, Año B, 2003: Señor, Purifica Mis Labios

Otras Homilias

YouTube Video de of Samwise y Pippin en la granja de mariscos de mi hermano

También: Samwise y Pippin disputando un palito

Boletin

Home