No DesesperaciOn Sino ReparaciOn

(HomilIa para el Domingo Diecinueve del Tiempo Ordinario, B)

Tema bAsico: El cuerpo de JesUs es pan para nuestro camino.

Antes de todo, quisiera agradecerles por su apoo a nuestra parroquia, especialmente en el KermEs y Rifa del domingo pasado. En el boletin hay mas detalles de los resultados.

Somos miembros de una comunidad de fe y tenemos que trabajar juntos para lograr nuestras metas comunes. En el evangelio de ho vemos los dos pilares de nuestra comunidad. El primero es la fe. Jesus dice que nadie puede venir a el si el Padre no lo atrae. La fe es un don de Dios. Tenemos que rezar por aquel don - para nosotros y nuestros seres queridos.

Al mismo tiempo hay que reconocer que nuestra fe tiene un contenido - y el contenido es el segundo pilar de la comunidad. Jesus nos dice ho que el es el pan vivo bajado del cielo y que tenemos que comer de el para tener la vida verdadera.

No hay don mayor que que el Cuerpo y Sangre de Jesus. Quisiera explicar esto con una comparacion. En la entrada de nuestro templo hay una ventana que muestra un ave enorme. Es una pelIcana con los pequeNas pelicanitos abajo. Ellos tiene sus bocas abiertas esperando algo, pero la pelIcana no tiene comida. Entonce con su pico, ella abre su pecho para dar un poco de carne y sangre a los pequenos. Se puede ver las gotas de sangre saliendo de su lado. JesUs hace algo semejante - pero mucho mas grande - para nosotros. Nos da su propia carne y sangre como alimento.

Necesitamos esta comida para llegar a nuestro destino. Podemos ver esto en la primera lectura que vislumbra la EucaristIa. El profeta ElIas estaba en el desierto y a pesar de ser el primer y el mayor profeta de Israel, estaba triste. Pensaba que su vida habIa fracasado y solamente querrIa dormir, perder la conciencia y morir. Pero Dios enviOun Angel que lo despertO a su cabecera habIa un pan cocido y un jarro de agua. El comiO bebiO- y se durmiOotra vez. Ahora no era un sueNo drogado, no era un sueNo de desesperaciOn sino reparaciOn. Se levantO comiOde nuevo y con la fuerza de aquel pan caminOcuarenta dIas hasta el Monte del SeNor.

JesUs tambiEn quiere darnos comida para nuestro viaje - pan vivo que nos da poder. Por eso, dice, "Yo so el pan vivo bajado del cielo. El que come mi carne y bebe mi sangre tendrA la vida eterna."

**********

English Version

De los Archivos:

Homilia para el domingo diecinueve, ciclo B, 2009: Familiaridad Equivocada
2006: No Desesperación Sino Reparación

Otras Homilias

BoletIn

Boletin (Santa Maria del Valle)

Album de Santa Maria del Valley

MBC - Mary Bloom Center, Puno, Peru

(sitio nuevo profesional)

Estas homilias te ayudan? Favor de considerar una donacion a Santa Maria del Valle

Home