Bulletin (November 16, 2003)

Last weekend Roberto Cayetano and his family inspired us with their beautiful stewardship testimony. Today is Stewardship Commitment Sunday. In our Masses we will have the opportunity to make a sacrificial giving pledge. After Mass we will have a Ministry Fair in the Parish hall to present various ways in which parishioners can give of their Time and Talent. Please remember the Five principles underlying Stewardship Giving:

1. Planned: the decision requiring thought and time. We don’t give merely what we have left over at the end of the week.

2. Proportionate: our giving is proportionate to what God has blessed us with. We give in proportion to the blessings we have received.

3. Sacrificial: we give back to God more than just what we have left over after we’ve taken care of our wants and desires, so that we give of ourselves.

4. Thanksgiving: our offering is a grateful response to the immense love God has shown for us. God is first in our lives.

5. Gift: what we give to our Parish is a gift, given without reservation or condition.

Mature disciples make 
a conscious, firm decision, 
carried out in action, 
to be followers of Jesus Christ 
no matter the cost to themselves.
Beginning in conversion, 
change of mind and heart, 
this commitment 
is expressed not in a single action, 
nor even in a number of actions 
over a period of time, 
but in an entire way of life. 
It means committing 
one’s very self 
to the Lord.
Stewardship is an expression of discipleship, 
with the power to change 
how we understand and live out our lives. 
Disciples 
who practice stewardship 
recognize God 
as the origin of life, 
the giver of freedom, 
the source of all they have and are and will be. 
They are deeply aware of the truth that 
"The Lord’s are the earth and its fullness; 
the world and those who dwell in it" (Ps 24:1). 
They know themselves to be recipients and caretakers 
of God’s many gifts. 
They are grateful 
for what they have received 
and eager to cultivate their gifts 
out of love for God 
and one another.

Good News: This past week we have replaced broken tiles and repaired flashing on the roofs of the church, Ailbe House and rectory. Together with the October patch on the school roof, we are praying that this will forestall major leaks in our principal buildings.

"Todo regalo de valor, todo genuino beneficio viene de arriba," dice Santiago en su carta. Pero nos recuerda que la verdadera adoración a Dios implica usar esos buenos regalos para el beneficio de los menos afortunados. ¡La buena administración de los bienes de Dios no es opcional, es el distintivo de nuestra fe!

Este domingo tendremos unas presentaciones sobre la Mayordomía y después de las misas una Feria de Ministerios en el Salón. Les invito reflexionar sobre los dones que han recibido y como van a ser buenos administradores del Tiempo, Talento y Tesoro.

El tema de MAYORDOMIA O CORRESPONSABILIDAD tiene bases sólidas en la Sagrada Escritura y que incluso es parte de lo que llamamos la Historia de la Salvación, por lo tanto es necesario que comprendamos que todos tenemos que cumplir el grave cometido de comprometernos cada vez mas para hacer de la MAYORDOMIA O CORRESPONSABILIDAD un estilo de vida que nos invita a sacar el mayor provecho de todos los talentos que Dios nos ha dado para darle Gloria a El y para buscar nuestra propia felicidad.

Dios a todos nos ha dotado de virtudes, cualidades y posesiones materiales y es nuestra obligación desarrollarlas al punto de que todo sea aprovechado no para beneficio propio sino para beneficio de los demás. Por ejemplo, si el regalo de ser un buen líder en tu comunidad se te ha sido dado entonces tienes que desarrollarlo de tal manera que puedas ayudar a los demás a construir una comunidad fuerte, sólida, generosa. Sin embargo, hay algo muy importante que debemos notar y es que si no identificamos y desarrollamos todas las cualidades y talentos que Dios nos ha dado corremos el riesgo de amargarnos y sentirnos personas de segunda obligando a otros a vivir sin ilusiones ni esperanza y esto constituye una de las crisis mas agudas de nuestra época actual que nos convierte en personas conformistas, fácilmente manipulables, estériles y fácil presa de cualquier ideología o persona. Por el contrario, la persona que se conoce a sí misma, que desarrolla sus cualidades convirtiéndose así en una persona trabajadora, disciplinada, emprendedora, de fe equilibrada, con un corazón y una inteligencia capaz de transformar no solo su persona sino también su entorno en que vive ha comprendido entonces la invitación que tenemos de parte de Dios de convertirnos en sus MAYORDOMOS Y COLABORADORES.

Todos sabemos que la Iglesia fue instituida por Jesús mismo para ser instrumento de servicio con el fin de establecer el Reino de Dios. Este es el fin de nosotros como Iglesia, hacer presente todos los valores del Reino de Dios entre nosotros, permitiendo que el Reino que Jesús predicó se haga visible y efectivo en todos los niveles de nuestra sociedad tales como en las escuelas, familias, campos de trabajos etc.

Sin embargo, para esto tenemos que comprometernos todos sin temor ni vacilación y la mejor forma de hacerlo es haciendo de la MAYORDOMIA O CORRESPONSABILIDAD un estilo de vida y nuevamente esto significa compartir todos nuestros regalos espirituales y materiales, en la medida de lo posible y de acuerdo a las circunstancias con nuestra Iglesia para lograr lo que ha sido pedido por Jesucristo mismo. Por eso no dudemos en dar de lo que tenemos con los demás. Pienso que muchos de nosotros estamos algo confundidos con relación a este tema (stewardship) porque hasta cierto punto se nos ha hacho creer que MAYORDOMIA O CORRESPONSABILIDAD puede ser reducido únicamente al asunto de dar dinero en las colectas dominicales. No es así, es compartir nuestros talentos en las distintas obras y programas que tiene la Diócesis. El dinero es uno de los medios para lograrlo pero es aun más importante el compromiso de fe de compartir todo con todos para hacer de nuestra Iglesia un recinto de paz, amor, respeto, armonía, solidaridad y Justicia.